Humanizando los negocios…

He llegado a una conclusión en estos últimos tiempos. Esas que te surgen de la cautela y del aplomo que sólo los años pueden dar.
Y es que, los negocios no son sólo números, datos y dinero. Son mucho más que eso.
Son sueños. Realización personal.  Logros. Proyectos compartidos.
Y lo más importante no son los productos, sino que lo son las personas.
Ellas son quienes tienen los sueños, los miedos, la confianza, la desconfianza, los motivos, las razones…
Y  los tienen para todo: para comprar, para vender, para permanecer.
Parece extraño, y no lo vemos de esa manera en general, porque vamos distraídos pensando en otras cosas.
Pero hay que saber que, detrás de cada cartel de venta, hay una historia.
Y detrás de cada operación o negocio, hay emociones fuertes, que muchas veces desembocan en hermosas amistades.
Habiendo pasado ya los 30 años de actividad profesional, puedo llegar a sentir un agradecimiento infinito, un enorme aprendizaje, y la certeza de que, los negocios pasan, pero las personas quedan.    

Publicado el 03/02/2020